Ir al contenido principal

República Dominicana, Inagotable
































Claro que en República Dominicana no sólo hice un cambio en mi cocina también en mi estilo de vida ayudado por los paisajes de esta isla maravillosa, su música y la risa de su gente.
Todo este entorno influye tanto como estar cerca de uno de los mejores cacaos del mundo, lo puede comprobar en una Feria del Chocolate en Milán donde los mejores chocolates lucían en su etiqueta “70 % Dominican Republic Cacao”. República Dominicana es uno de los pocos países americanos exportadores de café ecológico y de frutas y verduras maravillosas también ecológicas. Para qué hablar del azúcar y de los tubérculos como el ñame, la yautía amarilla o la coco, las semillas de cajuil (castaña de cajú) y por supuesto los cocos con los que se preparan las cosas más inimaginables, desde “Los guandules con coco” hasta los pescados con salsa de coco de Samaná.
Además de esto esta isla tiene criaderos de jabalíes, ovejas de pelo y avestruces para exportación.
Montañas, ríos y lagos con enormes camarones de rio y tilapias se confunden con interminables playas con finísima arena y aguas transparentes, donde podemos pescar langostas y langostinos hasta con la mano.
El slogan de la Secretaría de Turismo dominicana es “República Dominicana, Inagotable” y en nada mienten…claro que hay que salir de los enormes resorts que a veces funcionan como cárceles para los turistas.
Cuando mi hija me visitó por primera vez me juraba y juraba que nunca había estado en República Dominicana sino en Punta Cana.
Cuando la hice recorrer la isla se dio cuenta que Punta Cana es sólo una mínima parte llena de resorts “todo incluido”.
Después de este placer donde dominan las montañas en algunas de las cuales en invierno el agua de las canillas se congela en la madrugada y donde se mezclan los bosques de pinos, con palmeras reales y cocoteros y los ríos dónde poder hacer rafting y esos lugares donde reinan playas inimaginables…cómo no poder inspirarse en la cocina!!!!.
Claro que todo no fue igual al principio.
En los primeros años en los supermercados sólo había algunas verduras tradicionales (papas, zanahorias, cebollas, maíz, ajíes cubanela, tomates, alguna que otra lechuga, ahuyama – zapallo- y tubérculos) de origen nacional y las demás cosas venían de Miami (puerros, lechugas romanas, rúculas, morrones especiales, champiñones y otros).
Pero de repente la explosión de productos nacionales en los que la gente no creía y seguía comprando los importados.
En ese momento con mi amigo Alfonso Quiñones y su programa de TV “Mundos Paralelos”, pusimos nuestro granito incentivando el “compre nacional”. Un cubano y un argentino enamorados de República Dominicana.
Hoy en día sólo hay importado lo que no se puede producir en la isla, el resto es totalmente nacional.
Pronto les contaré de la Escuela de Artes Culinarios de la PUCMM, de Cloudsten, de Saffron, de Martín Pescador, del Hotel Alisei y del The Peninsula House, el año pasado designado como el segundo hotel en su tipo en el mundo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CHEFS vs INGENIEROS EN ALIMENTOS

CHEFS vs INGENIEROS EN ALIMENTOS Confusión de los empresarios o faltan chefs o sobran ingenieros. Cuando la primera vez que encontré en Medellín, trabajando en una cocina y por encima del chef, a una ingeniera en alimentos no le di mayor importancia. El lugar era un viejo club tradicional de Medellín un poco venido a menos, pero conservando algo de su distinción de antaño. El chef era un buen profesional pero autodidacta y todos sabemos que hoy en día se necesita no solo saber cocinar y administrar una cocina desde el punto de vista operativo, sino también desde el punto de vista comercial. Pensé entonces que esa era la función que estaba cumpliendo el ingeniero en alimentos, control de recetas, control de los alimentos, compra, almacenamiento, etc. Pero cuando comencé a conocer por dentro más restaurantes, sobre todo en las grandes operaciones gastronómicas con cocinas centrales de abastecimiento para sus locales, los ingenieros en alimentos fungiendo como chefs, comenzaron a brot

MODAS EN LA COCINA, su inconsistencia

Mis primeras experiencias en los negocios de servicio fueron bares y discotecas, allá por el 1967, eran negocios de verano que hacíamos con amigos para pasar un buen veraneo de 3 meses o más, y aunque no lo crean, hacíamos suficiente dinero como para disfrutar el resto del año mientras estudiábamos. En el 71 me casé y comenzó a llegar mi hija entonces cambié los bares y discotecas del verano, por una sandwichería y esa fue mi primera experiencia gastronómica…y terminado el verano seguimos con el mismo tipo de negocio, pero ahora ya en forma permanente como medio de vida importante y así fue como fui dejando la veterinaria por la cocina. A la sandwichería pronto se le sumó una pizzería y después una rotisería…todavía no existía una idea bien clara de lo que era una cadena, por lo menos en Argentina y mucho menos las franquicias. Ahí me di cuenta que lo mío era la cocina y cuando llegó mi divorcio decidí estudiar cocina y me fui a Suiza…era la época de la Nouvelle Cuis

MARIDAJE ENTRE VINOS y COMIDAS...tan complejo como el amor eterno

El vino quiere unirse a la comida y la comida quiere unirse al vino. Pero existen miles de vinos en el mundo y cada uno es diferente y tiene su personalidad. Y también existen miles de platos básicos en la comida del mundo y ni hablemos de las miles de combinaciones que se hacen con ellos. Comida y vinos es algo tan simple como cuando un hombre quiere complacer a una mujer o una mujer quiere complacer a un hombre…esto lo decide cada uno y no hay reglas establecidas, son las reglas propias de cada uno. Un hombre y una mujer no tienen que parecerse para ser felices, muchas veces son los extremos los que se atraen y complementan. Con los vinos y la comida pasa lo mismo, un vino puede exaltar una comida, un vino puede opacar una comida y una comida puede exaltar un vino y una comida puede opacar un vino…tú decides lo que quieres hacer. La combinación del vino y la comida puede crear sabores y emociones que cada uno por separado es imposible que lo expresen. Y s