Ir al contenido principal

MARIDAJE ENTRE VINOS y COMIDAS...tan complejo como el amor eterno

















El vino quiere unirse a la comida y la comida quiere unirse al vino.


Pero existen miles de vinos en el mundo y cada uno es diferente y tiene su personalidad.
Y también existen miles de platos básicos en la comida del mundo y ni hablemos de las miles de combinaciones que se hacen con ellos.
Comida y vinos es algo tan simple como cuando un hombre quiere complacer a una mujer o una mujer quiere complacer a un hombre…esto lo decide cada uno y no hay reglas establecidas, son las reglas propias de cada uno.
Un hombre y una mujer no tienen que parecerse para ser felices, muchas veces son los extremos los que se atraen y complementan.
Con los vinos y la comida pasa lo mismo, un vino puede exaltar una comida, un vino puede opacar una comida y una comida puede exaltar un vino y una comida puede opacar un vino…tú decides lo que quieres hacer.
La combinación del vino y la comida puede crear sabores y emociones que cada uno por separado es imposible que lo expresen.

Y si piensas que “maridar” el vino con comidas puede ser complicado, la cosa no es más fácil con otras bebidas, incluso puede ser hasta más difícil, porque combinando comidas con otras bebidas, jugos, gaseosas, cervezas, etc…podemos tener resultados buenos, regulares y malos y un simple jugo nos puede arruinar una comida…no quieres tomar alcohol, “marida” tus comidas con AGUA seguro que no tendrás problemas, aunque seguro que esa comida sabría mejor con un vino que la quisiera bien.

Algo para tener bien en cuenta, EL VINO NO PIDE COMIDA, LA COMIDA SÍ PIDE VINO.

Yo les puedo dar algunas reglas que funcionan para mí, no necesariamente para ustedes:

VINOS RICOS EN TANINOS
Cabernet sauvignon, merlot, en general los vinos tintos de la Borgoña y de Rhone.

1. Los vinos tánicos pueden disminuir la sensación dulce de algunas comidas.
2. Los vinos tánicos saben menos tánicos con comidas ricas en proteínas y grasas.
3. Los vinos tánicos saben menos amargos con comidas saladas.
4. Los vinos tánicos muestran toda su intensidad con comidas picantes.

VINOS DULCES
White zinfandel, riesling, late harvest, sauternes o ice wines
1. Saben menos dulces y más frutados con comidas saladas.
2. Mejoran la calidad de la comida salada, tipo un jamón crudo serrano alto en sal.
3. Van bien en general con muchos postres.
VINOS ÁCIDOS
Chardonnay, chablis, sancerre, sauvignon blanc, etc.

1. Saben menos ácidos con comidas saladas o comidas levemente dulces.
2. Reducen la sensación de salado en las comidas.
3. Reducen la sensación de grasa pesada en las comidas que las tienen.
VINOS CON ALTO CONTENIDO DE ALCOHOL
Barolo, amarone, zinfandel, oporto, jerez, etc.
1. No son aconsejables para comidas de sabores suaves, ya que las opacan.
2. Combinan muy bien con comida suavemente dulce.

Hay otros principios que se pueden seguir

A- El de la complementación total
Se elige un vino lo más similar posible a la comida, cosa que personalmente no me gusta.

B- El del contraste total
Se elige un vino que sea lo más opuesto a la comida, cosa que tampoco me gusta.

La siguiente lista es la sugerencia de algunos de los maridajes o armonías más tradicionales para muchos aunque tampoco yo esté acuerdo…comenzando porque a mí me gustan las ostras con un riesling y también con sauternes y el foie gras con un rosado seco y frutado…ustedes deciden…
Los espárragos y las alcachofas casi que los prefiero acompañar sólo con una buena agua mineral gasificada y al terminar un buen jerez.
El cordero me gusta con un Malbec argentino.
Una pasta con un buen pesto genovés con un Bonarda.
Y que les digo para acompañar un buen champagne o espumante…casi cualquier comida
COMIDAS y sus posibles VINOS
Ostras y algunos mariscos - Chardonnay - Chablis
Quesos como el Stilton, los azules, las nueces - Amarone, Cabernet Sauvignon
Foie Gras   - Riesling o Late harvest o Sauternes
Queso de cabra, ensaladas, espárragos - Sancerre, Sauvignon Blanc
Cordero - Tintos de Burdeos, Cabernet Sauvignon, Merlot
Salmon y atún - Pinot Noir, Merlot
Pescados grillados - Chardonnay
Carne de res a la parrilla en general - Cabernet Sauvignon, Tintos de Rhone, Syrah
Pollo a la parrilla - Merlot, Chardonnay

SI HAY UNA REGLA QUE DEBEMOS RESPETAR PARA PODER APRECIAR BIEN LOS VINOS CUANDO VAMOS DEGUSTAR MÁS DE UNO
Servir blancos antes de tintos
De menos cuerpo antes que los de más cuerpo
Secos antes de dulces
Simples antes de los complejos

Y COMO SIEMPRE DIGO:
Al que a este mundo vino
y no toma vino
para que c….vino!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

CHEFS vs INGENIEROS EN ALIMENTOS

CHEFS vs INGENIEROS EN ALIMENTOS Confusión de los empresarios o faltan chefs o sobran ingenieros. Cuando la primera vez que encontré en Medellín, trabajando en una cocina y por encima del chef, a una ingeniera en alimentos no le di mayor importancia. El lugar era un viejo club tradicional de Medellín un poco venido a menos, pero conservando algo de su distinción de antaño. El chef era un buen profesional pero autodidacta y todos sabemos que hoy en día se necesita no solo saber cocinar y administrar una cocina desde el punto de vista operativo, sino también desde el punto de vista comercial. Pensé entonces que esa era la función que estaba cumpliendo el ingeniero en alimentos, control de recetas, control de los alimentos, compra, almacenamiento, etc. Pero cuando comencé a conocer por dentro más restaurantes, sobre todo en las grandes operaciones gastronómicas con cocinas centrales de abastecimiento para sus locales, los ingenieros en alimentos fungiendo como chefs, comenzaron a brot

MODAS EN LA COCINA, su inconsistencia

Mis primeras experiencias en los negocios de servicio fueron bares y discotecas, allá por el 1967, eran negocios de verano que hacíamos con amigos para pasar un buen veraneo de 3 meses o más, y aunque no lo crean, hacíamos suficiente dinero como para disfrutar el resto del año mientras estudiábamos. En el 71 me casé y comenzó a llegar mi hija entonces cambié los bares y discotecas del verano, por una sandwichería y esa fue mi primera experiencia gastronómica…y terminado el verano seguimos con el mismo tipo de negocio, pero ahora ya en forma permanente como medio de vida importante y así fue como fui dejando la veterinaria por la cocina. A la sandwichería pronto se le sumó una pizzería y después una rotisería…todavía no existía una idea bien clara de lo que era una cadena, por lo menos en Argentina y mucho menos las franquicias. Ahí me di cuenta que lo mío era la cocina y cuando llegó mi divorcio decidí estudiar cocina y me fui a Suiza…era la época de la Nouvelle Cuis