Ir al contenido principal

ALGUNAS SALSAS PARA PASTAS

SALSA DE HONGOS Y QUESO AZUL

Ingredientes:

300 grs. champiñones
150 grs. de hongos portobello
  20 grs. de hongos porcini remojados en vino tinto
300 ml de crema de leche
300 ml de caldo de pollo
     1 diente de ajo
  50 grs. queso azul
  20 grs. mantequilla
       Perejil
       Sal y pimienta blanca recién molida

Preparación:
Ø  Cortar los champiñones y los portobello en láminas delgadas y saltearlos en mantequilla junto con el ajo sin el centro y laminado.
Ø  Incorporar después los hongos porcini también cortados en juliana bien fina con un poco del vino del remojo.
Ø  Agregar después el caldo de pollo y cuando hierva, la crema y luego el queso azul y dejar reducir hasta lograr la consistencia deseada.
Ø  Servir espolvoreando con perejil picado.

SALSA DE CREMA CON SALVIA
600 ml de velouté de pollo líquida
600 ml de crema de leche fresca
       Salvia fresca
       Sal y pimienta recién molida
Ø  Poner a reducir un poco la crema de leche, incorporar la velouté y de inmediato la salvia fresca cortada en juliana fina.
Ø  Salpimentar, colocar la pasta dentro de la salsa y servir espolvoreando con un poco de perejil picado bien fino al momento de servir.


SALSA DE ESPINACAS, QUESO AZUL Y LÁMINAS DE JAMÓN SERRANO
Ingredientes:
     1 kg. espinacas
500 grs. de cebolla blanca en juliana fina
     4 dientes de ajo sin el centro
160 grs. de queso azul
100 ml. de vino blanco
300 ml. de caldo de pollo
        Crema de leche
        Jamón serrano en láminas bien delgadas
        Mantequilla
        Sal y pimienta negra recién molida

Procedimiento:
Ø  Saltear las cebollas y los ajos en mantequilla.
Ø  Agregar el vino blanco y dejar reducir a la mitad.
Ø  Incorporar el caldo de pollo y llevar ebullición.
Ø  Una vez que hierva incorporar las espinacas con poco tallo.
Ø  Agregar un poco de queso azul.
Ø  Cocinar hasta que las espinacas estén bien tiernas pero verdes.
Ø  Colar y pasar por una licuadora incorporando el caldo de la cocción a medida que se vaya necesitando.
Ø  Volver a una sartén, corregir la sazón e incorporar un poco de crema de leche.
Ø  Poner las láminas de jamón crudo sobre un silpat y llevarlos a horno no muy fuerte hasta que queden bastante crujientes.

SALSA DE VERDURAS Y MOZZARELLA

Ingredientes:
  32 flores de brócoli.
     3 dientes de ajo sin el brote
200 grs. de cebolla blanca
200 grs de berenjena
600 grs. de tomate chonto pelado y sin semillas
200 grs. de pimiento morrón rojo
     2 chili jalapeños
150 ml de caldo de pollo
240 grs. de mozzarella
       Aceite de oliva
       Sal y pimienta recién molida

Preparación:
Ø  Cocinar las flores de brócoli en agua hirviendo con sal
Ø  Cortar la berenjena en rodajas de 1 cm. por lado y asarla en plancha o parrilla previamente salpimentadas. Una vez asadas cortarlas en juliana no muy fina
Ø  Cortar el tomate en concasé.
Ø  Asar el pimentón a la llama, limpiarlo y cortarlo en juliana fina.
Ø  Pelar y cortar en juliana fina la cebolla.
Ø  Quitarle el centro a los ajos y laminarlos bien fino
Ø  Quitar las semillas de los chili y cortarlos en juliana fina o en anillos.
Ø  Rallar la mozzarella.
Ø  En una sartén poner un poco de aceite de oliva, calentar y saltear bien los dientes de ajos, antes que comiencen a dorarse agregar la cebolla y después los chili, cuando la cebolla comience a caramelizarse el caldo y dejar reducir.
Ø  Por último agregar las verduras asadas y mezclar bien.
Ø  Salpimentar
Ø Al momento de usar, calentar la salsa, incorporar la pasta y por último la mozzarella y mezclar bien. 


SALSA DE QUESO AZUL Y NUECES

Ingredientes:
100 gr. de queso azul.
100 gr. de nueces partidas.
200 gr. de jamón cortado en juliana fina.
350 ml. de salsa bechamel.
350 ml. de crema de leche.
       Sal y pimienta negra.

Preparación:
Ø  Para hacer la salsa, derretir el queso azul en la crema de leche colocándolos a fuego muy suave.
Ø  Una vez derretido, mezclar con el jamón, la bechamel y las nueces y salpimentar.

RAGÚ DE VERDURAS

500 ml. de caldo de pollo.
  45 espárragos verdes
200 grs. de fríjoles blancos grandes
300 grs. de champiñones
400 grs. de brócoli
     2 libras de tomates chonto pelados sin semillas y cortados en concasé
        Un poco de crema de leche
        Aceite de oliva
        Sal y pimienta recién molida

Preparación
Ø  Cortar los espárragos en trocitos de 1,5 cm. de largo y hervirlos “al dente” en agua salada.Ø      ØTambién hervir por separado los brócoli y los fríjoles
Ø  Filetear los champiñones y saltearlos en un poco de aceite de oliva, cuando estén aun firmes agregar los tomates en concasé con un poco de su jugo y dejar cocinar a fuego lento.
Ø  Después incorporar el resto de las vegetales y los fríjoles.
Ø  Saltear todo bien y terminar con un poco de crema de leche; salpimentar.

SALSA DE TOMATES FRESCOS Y ALBAHACA

Ingredientes:
     1 kg. tomates chonto sin piel ni semillas.
     3 dientes de ajo.
        Albahaca.
        Aceite de oliva.
        Sal y pimienta.

Preparación:

Ø  Cortar los tomates en concasé.
Ø  Calentar el aceite de oliva caliente y colocar dentro los dientes de ajo sin el brote y laminados finos.
Ø  Después agregar el tomate y cocinar a fuego lento para que el tomate se vaya trasformando en una salsa espesa.
Ø  Cuando logremos el punto deseado, agregar la albahaca cortada en juliana y salpimentar.




Comentarios

Entradas populares de este blog

CHEFS vs INGENIEROS EN ALIMENTOS

CHEFS vs INGENIEROS EN ALIMENTOS Confusión de los empresarios o faltan chefs o sobran ingenieros. Cuando la primera vez que encontré en Medellín, trabajando en una cocina y por encima del chef, a una ingeniera en alimentos no le di mayor importancia. El lugar era un viejo club tradicional de Medellín un poco venido a menos, pero conservando algo de su distinción de antaño. El chef era un buen profesional pero autodidacta y todos sabemos que hoy en día se necesita no solo saber cocinar y administrar una cocina desde el punto de vista operativo, sino también desde el punto de vista comercial. Pensé entonces que esa era la función que estaba cumpliendo el ingeniero en alimentos, control de recetas, control de los alimentos, compra, almacenamiento, etc. Pero cuando comencé a conocer por dentro más restaurantes, sobre todo en las grandes operaciones gastronómicas con cocinas centrales de abastecimiento para sus locales, los ingenieros en alimentos fungiendo como chefs, comenzaron a brot

MODAS EN LA COCINA, su inconsistencia

Mis primeras experiencias en los negocios de servicio fueron bares y discotecas, allá por el 1967, eran negocios de verano que hacíamos con amigos para pasar un buen veraneo de 3 meses o más, y aunque no lo crean, hacíamos suficiente dinero como para disfrutar el resto del año mientras estudiábamos. En el 71 me casé y comenzó a llegar mi hija entonces cambié los bares y discotecas del verano, por una sandwichería y esa fue mi primera experiencia gastronómica…y terminado el verano seguimos con el mismo tipo de negocio, pero ahora ya en forma permanente como medio de vida importante y así fue como fui dejando la veterinaria por la cocina. A la sandwichería pronto se le sumó una pizzería y después una rotisería…todavía no existía una idea bien clara de lo que era una cadena, por lo menos en Argentina y mucho menos las franquicias. Ahí me di cuenta que lo mío era la cocina y cuando llegó mi divorcio decidí estudiar cocina y me fui a Suiza…era la época de la Nouvelle Cuis

MARIDAJE ENTRE VINOS y COMIDAS...tan complejo como el amor eterno

El vino quiere unirse a la comida y la comida quiere unirse al vino. Pero existen miles de vinos en el mundo y cada uno es diferente y tiene su personalidad. Y también existen miles de platos básicos en la comida del mundo y ni hablemos de las miles de combinaciones que se hacen con ellos. Comida y vinos es algo tan simple como cuando un hombre quiere complacer a una mujer o una mujer quiere complacer a un hombre…esto lo decide cada uno y no hay reglas establecidas, son las reglas propias de cada uno. Un hombre y una mujer no tienen que parecerse para ser felices, muchas veces son los extremos los que se atraen y complementan. Con los vinos y la comida pasa lo mismo, un vino puede exaltar una comida, un vino puede opacar una comida y una comida puede exaltar un vino y una comida puede opacar un vino…tú decides lo que quieres hacer. La combinación del vino y la comida puede crear sabores y emociones que cada uno por separado es imposible que lo expresen. Y s